jueves, julio 05, 2007

Las siete nuevas maravillas: ¿Un reality show?

Las maravillas del mundo eran siete obras arquitectónicas que eran referidas desde tiempos antiguos de Grecia y Roma. De esa lista (que no es exacta) hoy sólo queda en pie la Gran Pirámide de Giza.

Hace poco mas de 4 años recibí un e-mail invitándome a votar por las que serían consideradas las nuevas siete maravillas del mundo. Al inicio pensando que se trataba esos mails-cadenas que siempre circulan por la red y que llenan nuestros buzones lo ignoré. De tiempo en tiempo dicho mensaje volvió a llegar con mediana regularidad. Desde hace mas o menos un año el tema ha cruzado la frontera virtual de Internet y se ha instalado en todos los medios. Pero, ¿qué hay detrás de todo esto?

Este concurso lo organiza la fundación New7Wonders liderada por el suizo Bernard Weber. La mecánica del mismo es hacer una elección global basada en votos telefónicos, e-mail y mensajes SMS. La lista final será presentada en una ambiciosa ceremonia en Lisboa el 07/07/07 (dentro de 2 días) a la cual muchas celebridades ya han confirmado su participación. No podemos negar que este Weber ha sido muy ingenioso: ha puesto en marcha todo una maquinaria en el que todos los países quisieran participar para tener 5 minutos de fama apelando al orgullo nacional de cada uno de ellos.

Por supuesto, hay un beneficio económico en todo esto, ya sea como consecuencia de llamadas telefonicas, mensajes *0800, souvenirs, certificados de votantes y, claro está, derechos de transmisión televisiva de la ceremonia en vivo. Sin mencionar que el sitio web de la fundación, desde la cual se vota on-line, se ha convertido en uno de los sitios más visitados de Internet a la fecha. Dicho beneficio económico y mediático es el que las transnacionales no han ignorado y al que han contribuido empujando el carrito de la popularidad de New7Wonders con campañas como la de Coca-Cola en México (Chichén Itzá) y los spots publicitarios de Lan en Perú (Machu Picchu), sólo por citar dos. Todo un negocio redondo.

Por su parte la UNESCO, organización de las Naciones Unidas cuyo objetivo es ayudar a los países a identificar, proteger y conservar el patrimonio de la humanidad- ha dicho que no guarda ninguna relación con la fundación New7Wonders y, ha manifestado también, que de acuerdo a su visión no tiene sentido reconocer el valor sentimental o simbólico de solamente siete sitios y clasificarlos en una lista.

En mi humilde opinión, creo que estos mega-eventos tienen la misma validez que los concurso de belleza o mundiales de fútbol, es decir, popularidad pasajera. La euforia de una competición y posible triunfo nos contagia rápidamente, al fin y al cabo, todos llevamos dentro ese anhelo de ser reconocidos por algo, un país mucho más.

En las ultimas semanas, a través de radio, televisión e internet he sido exhortado a votar muchas veces, algunos me han recomendado votar también, a nombre de mi padre, madre, tíos, abuelos e incluso a nombre de una futura, y poco probable, descendencia. Mis amistades me preguntan ¿Ya votaste por MachuPicchu?. Y como la respuesta negativa y corta no satisface a muchos me decido a responder con este post:


  • No voto por Machupicchu ni por ningún otro candidato porque no quiero ser parte de un reality show.

  • No voto porque creo que este concurso será olvidado rápidamente (como los son todos los concursos).

  • No voto porque no quiero ver en mi buzón de correo más publicidad no deseada.

  • No voto porque desconozco si el Perú está preparado para soportar un eventual aumento de turistas sin colapsar, mas aún MachuPicchu.

  • No voto porque a pesar de que me parece interesante que el gobierno se haya involucrado en una campaña como ésta, creo que existen otros temas tan o mas importantes en los cuales también se podría hacer "ruido" para que estemos más enterados y podamos discutirlos.

4 comentarios:

Rodrigo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
carlos dijo...

Bueno y ya se pasó el concurso y Machu Picchu salió en la lista, y me dejó con mal sabor de boca que saliera el Cristo Blanco habiendo sitios más enigmáticos como los Moais y Stonehenge. Aunque por ahí leí que el tal Weber iba a destinar el dinero recaudado a la restauración de los monumentos... aun se queda con una gran base de datos de teléfonos e emails...

Por mi parte me quedo con los patrimonios de la humanidad de UNESCO.

Claban dijo...

Bueno Le Martin , te confesare que estuve tentado a no votar a favor de nadie en esa "maratón del mas votado" , pero por un lado un pequeño sentido nacionalista y por otro la presión de una dulce pupila me hizo emitir un voto. No me arrepiento o reniego de el, pero me mantuve solido y firme ante aquellos que me pedían votar con todos mis correos y expuse mi desaprobación por esa carrera en la que se estaban embarcando.Una cosa puede ser la solidaridad con el sentido de reconocimiento y otro ya es la desesperada búsqueda de aprobación o méritos en que se estaba cayendo.

Le Martin dijo...

No pudiste haberlo dicho mejor CLaban.
Saludos