lunes, julio 23, 2007

Me echaron a perder el final de Harry Potter

Harry Potter and the Deathly Hollows es el séptimo y último episodio de la saga escrita por la británica J. K. Rowling. Un esperado libro de ficción que ha visto la luz en su edición inglesa el último sábado a las 0:00 horas y que miles de lectores ya lo terminaron de leer a las pocas horas de haberlo adquirido.

Hoy por precaución no visité en internet ningún foro ni webblog que mencione algo acerca de dicho libro. No quería -como le mencioné a mi compañero de trabajo- que nada me echara a perder el desenlace final de esta novela que muchos tendremos que esperar nueve meses para que sea editada en español. Mi novia -como siempre- tendrá la oportunidad de leerlo primero que yo, pero eso no me preocupa. Ella solamente me dirá si el libro, en su opinión, es bueno o no.

Esta noche he llegado a mi hogar, he dejado mi abrigo y me he sentado a la mesa. Por rutina siempre ojeo algún diario para enterarme de las noticias. Hoy lo hice muy rápidamente, reparando sólo en los titulares. Observé que en la esquina superior derecha de la portada aparecía una foto del actor que interpreta a Harry Potter en la versión cine, algo que no me sorprendió porque esta semana se ha hablado mucho de sus películas. Lo que si me sorprendió fue que un titular que hacía obvia referencia al final de la novela, es decir, el destino final del personaje (dato que NO voy a revelar, aunque es posible que muchos sepan a estas alturas a qué me refiero)

Quizás para quienes publicaron esta noticia, la misma no dice mucho y hasta es justificable desde el punto de vista periodistico. Pero, para quienes seguíamos con expectativa la novela, imaginando posibles desenlaces e ingeniosos finales, la verdad, me han echado a perder el final, malditos desconsiderados.

Esta bien, nadie me obligó a leer el titular. Pero colocar el final de una novela en el titular de un diario es terrible!! ¿no se dan cuenta? ni siquiera pusieron una título genérico y una nota al interior para desarrollar la noticia en detalle...no!! ninguna advertencia, ninguna consideración al público. El ansiado final como titular.....zas!!!

¿Hasta dónde llega la libertad de prensa? ¿Hasta dónde llegan mis derechos? Me encuentro molesto y defraudado. Molesto con la prensa escrita de mi país, esa prensa de 50 centavos que inunda sus ediciones de noticias sensacionalistas y baratas. Hoy me han echado a perder el final de una novela de ficción que vengo siguiendo desde hace tiempo y desde aquí levanto mi voz de protesta.

Lamentablemente no creo que sirva de algo, al cabo, el daño está hecho y este pequeño blog es leído por cuatro gatos (y una que otra gata). Pero al menos, me sirve como desahogo. Son unos mierdas putos periodistas.

jueves, julio 05, 2007

Las siete nuevas maravillas: ¿Un reality show?

Las maravillas del mundo eran siete obras arquitectónicas que eran referidas desde tiempos antiguos de Grecia y Roma. De esa lista (que no es exacta) hoy sólo queda en pie la Gran Pirámide de Giza.

Hace poco mas de 4 años recibí un e-mail invitándome a votar por las que serían consideradas las nuevas siete maravillas del mundo. Al inicio pensando que se trataba esos mails-cadenas que siempre circulan por la red y que llenan nuestros buzones lo ignoré. De tiempo en tiempo dicho mensaje volvió a llegar con mediana regularidad. Desde hace mas o menos un año el tema ha cruzado la frontera virtual de Internet y se ha instalado en todos los medios. Pero, ¿qué hay detrás de todo esto?

Este concurso lo organiza la fundación New7Wonders liderada por el suizo Bernard Weber. La mecánica del mismo es hacer una elección global basada en votos telefónicos, e-mail y mensajes SMS. La lista final será presentada en una ambiciosa ceremonia en Lisboa el 07/07/07 (dentro de 2 días) a la cual muchas celebridades ya han confirmado su participación. No podemos negar que este Weber ha sido muy ingenioso: ha puesto en marcha todo una maquinaria en el que todos los países quisieran participar para tener 5 minutos de fama apelando al orgullo nacional de cada uno de ellos.

Por supuesto, hay un beneficio económico en todo esto, ya sea como consecuencia de llamadas telefonicas, mensajes *0800, souvenirs, certificados de votantes y, claro está, derechos de transmisión televisiva de la ceremonia en vivo. Sin mencionar que el sitio web de la fundación, desde la cual se vota on-line, se ha convertido en uno de los sitios más visitados de Internet a la fecha. Dicho beneficio económico y mediático es el que las transnacionales no han ignorado y al que han contribuido empujando el carrito de la popularidad de New7Wonders con campañas como la de Coca-Cola en México (Chichén Itzá) y los spots publicitarios de Lan en Perú (Machu Picchu), sólo por citar dos. Todo un negocio redondo.

Por su parte la UNESCO, organización de las Naciones Unidas cuyo objetivo es ayudar a los países a identificar, proteger y conservar el patrimonio de la humanidad- ha dicho que no guarda ninguna relación con la fundación New7Wonders y, ha manifestado también, que de acuerdo a su visión no tiene sentido reconocer el valor sentimental o simbólico de solamente siete sitios y clasificarlos en una lista.

En mi humilde opinión, creo que estos mega-eventos tienen la misma validez que los concurso de belleza o mundiales de fútbol, es decir, popularidad pasajera. La euforia de una competición y posible triunfo nos contagia rápidamente, al fin y al cabo, todos llevamos dentro ese anhelo de ser reconocidos por algo, un país mucho más.

En las ultimas semanas, a través de radio, televisión e internet he sido exhortado a votar muchas veces, algunos me han recomendado votar también, a nombre de mi padre, madre, tíos, abuelos e incluso a nombre de una futura, y poco probable, descendencia. Mis amistades me preguntan ¿Ya votaste por MachuPicchu?. Y como la respuesta negativa y corta no satisface a muchos me decido a responder con este post:


  • No voto por Machupicchu ni por ningún otro candidato porque no quiero ser parte de un reality show.

  • No voto porque creo que este concurso será olvidado rápidamente (como los son todos los concursos).

  • No voto porque no quiero ver en mi buzón de correo más publicidad no deseada.

  • No voto porque desconozco si el Perú está preparado para soportar un eventual aumento de turistas sin colapsar, mas aún MachuPicchu.

  • No voto porque a pesar de que me parece interesante que el gobierno se haya involucrado en una campaña como ésta, creo que existen otros temas tan o mas importantes en los cuales también se podría hacer "ruido" para que estemos más enterados y podamos discutirlos.