jueves, agosto 31, 2006

A propósito del BlogDay 2006

Como muchos sabrán, hoy 31 de Agosto se celebra el BlogDay 2006. Aprovecho este post para contar sobre los inicios de mi afición por el blogging. Quienes me conozcan personalmente sabrán que de alguna u otra manera equilibro mi lado técnico con el lado cultural. El tener un blog me permite extender ese lado mediante la publicación de mis escritos, cuentos, reflexiones, etc. Cabe destacar que este blog no nació como un espacio personal, sino como un diario de las actividades que tenía como mi extinta banda de rock Los Arcanos, inspirado en la idea de una banda valenciana llamada Doctor Divago del cual soy admirador. Debido a que mi banda se desintegró, tuve la oprtunidad de cambiar el giro del blog hacia algo más personal. El post que envié por esos días refleja lo que sentía en esa época. Me decidí cambiar el título hacia 'Mi música, mis escritos y otras hierbas' porque quería publicar cosas relacionadas con mi mundo interior, y precisamente mi cabeza esta llenas de esas cosas -metafóricamente hablando-.
Me agrada saber que este pequeño blog se hizo de algunos amigos: R y Shanny por ejemplo, a quienes sólo conozco por nick. Y sirvió de influencia para otros como el de mi amigo Franco y el de Celia. También conoocí otros interesantes como el de el de Erzebeth & Vlad y muchos más que se me olvida mencionar. A todos ellos y a quienes alguna vez han pasado por aquí (aunque sea de casualidad) les deseo que tengan un feliz día del blog!!

lunes, agosto 28, 2006

Reencuentro [RELATO]

Las pocas luces del local le daban un aire lúgubre, habían fotos colgadas en la pared tratando de disimular el frío ambiente del lugar. “Big Ben” se llamaba, y haciendo honor a su nombre, en él se respiraba melancolia. Demasiada melancolía para una noche de primavera en Miraflores. Miguel caminó por un corredor de mesas vacias, rumbo a lo que parecía otro ambiente más bullicioso desde el cual se oían risas y voces. Las siluetas de parejas al son de la música e dieron la bienvenida. Distinguió algunos rostros conocidos, entre ellos el de Carmen, la homenajeada. "Treinta años no se cumplen todos los dias" rezaba el e-mail de invitación. Y con buen gusto, ella misma había elegido ese lugar para celebrar tan especial fecha.

Miguel estaba acostumbrado a llegar solo a este tipo de reuniones. Desde hacía aproximadamente un año que había decidido dejar la apatía y soledad de su departamento para dejarse ver con más frecuencia en compromisos sociales. Había empezado a preocuparse nuevamente por su apariencia y hasta había recuperado los pocos kilos de su peso normal. Parecía que su autoestima había retornado, en consecuencia, se encontraba más seguro de sí mismo.

Diplomáticamente Miguel saludó a conocidos y desconocidos que fue encontrando camino a la mesa principal. Algunas de las caras que reconocía en la penumbra eran familiares. Cuando se acercó a la mesa una de las presentes volteó...y en milésimas, su mente tuvo que hurgar entre recuerdos mas duros para identificar a quién saludaba. A él le parecieron minutos, pero en realidad fueron segundos, recordó ese cabello que tantas veces acarició, recordó ese rostro que otras tantas besó, recordó ese perfume que muchas veces sintió tan intimamente, era Fátima.

En los dos años que habían pasado desde la última vez que la vio -en su casa-, siempre se preguntó que le diría si la volvia a ver. Muchas veces planeó palabras y reproches que brotaría con fluidez de su boca. Muchas otras calculó orgullosas frases de prefabricadas para un probable encuentro casual. Pero las cosas no siempre son como las esperamos...y mucho menos como las que siempre esperaba Miguel. En ese momento, él no estaba preparado para verla sorpresivamente delante suyo. Fátima, la mujer que dejó su corazón hecho un lamento y convertió su vida en una agonía, estaba nuevamente delante de él. Y Miguel no pudo hacer mejor cosa que...evitarla cobárdemente.

La oscuridad del local disimuló su confusion e hizo que la saludara con un tímido "hola" para luego hacerse camino entre la gente e instalarse en un rincón del ambiente.
Las discotecas nunca le habían gustado, no disfrutaba bailar como lo hacían los demás. Esta no era precisamente una discoteca, pero la gente bailaba como si lo fuera. Miguel dibujaba en su rostro una sonrisa desabrida. Las conversasiones poco interesantes y la melodía que sonaba estridentemente ya no le interesaban. La noche se extinguía, llevando y trayendo fantasmas que él pensaba superados.

-Si pues Carmen, tu email tenía razón: Treinta años no se cumplen todos los día. Pensó.

De regreso a su departamento, lloró.

miércoles, agosto 09, 2006

Despierta Marcahuasi [VIAJE]


Por fiestas patrias (y huyendo del discurso presidencial) decidí tomar mi mochila y mi carpa enrumbar una vez más (ya van cuatro) hacia San Pedro de Casta para subir a Marcahuasi. Interesante descubrir que cada vez encuentro algo nuevo que ver y conocer. Los dejo con algunas sorprendentes fotos aqui.

miércoles, agosto 02, 2006

Descubriendo el norte del peru [VIAJE]

Hace dos semanas estuve por primera vez por las ciudades de Trujillo y Lambayeque. No es mi intención hacer un post turístico, así que me limitaré a brindar mi opinión de los lugares que conocí:

Trujillo: "Ciudad de la eterna primavera...". Parece que la eterna primavera se tomó un descanso,
el cielo gris me recordaba peligrosamente a la contaminación limeña y el tímido sol nunca llegó a brillar como lo esperaba. Mas allá de eso, es una ciudad que curiosamente me recordaba al cono Norte de Lima. De otro lado, se le puede visitar rapidamente en un fin de semana y los lugares que no debemos perdernos son: La ciudadela de Chan-Chan, el balneario de Huanchaco, la Huaca del Sol y la Luna (esa sí me la perdí...). De noche los alrededores de la plaza principal están bien iluminados y ésta se torna en un lugar bien agradable para sentarse a conversar. Ah, la cerveza que más se toma es, sin lugar a dudas, la Pilsen Trujillo. Por todos lados se respira a cultura Chimú, orgullosamente lo demuestran en sus comercios, comidas y calles. Curiosidad: hay una avenida (Av España) que rodea circularmente el centro histórico de la ciudad.

Chiclayo: A tres horas de Trujillo, una ciudad bastante comercial y que me recordaba al centro de Lima por el agitamiento y constante movimiento que pude observar. Su plaza principal es pequeña y peculiarmente es de las pocas -que conozco- que no tienen estatua, ni pileta ni nada al centro, pero aun así es bonita. Es de parada obligatoria para los que se dirigen a Lambayeque provincia para visitar al Monsieur du Sipan (Señor de Sipan).


Museo Tumbas Reales (Lambayeque): a veinte minutos de Chiclayo, moderno e impresionante museo dirigido por el arqueologo Walter Alva. Contiene las joyas y tesoros encontrados en la tumba del Señor de Sipán, así como en el resto de camaras funerarías del mismo. El resto de lambayeque es apacible y hospitalario, como para pasar una tarde tranquila en su linda plaza de armas. Curiosidad: Todo tiene motivo moche hasta los sshh del museo.

Mas fotos y curiosidades aquí