domingo, mayo 28, 2006

¿Me pides un cigarrillo? [RELATO]

“...¿Me pides un cigarrillo?, dijiste. Sabías que yo no fumaba y que en esa reunión solamente conocía al gentil dueño de casa -quien tampoco fumaba-. Pero tu querías tu maldito cigarrillo. En el fondo, el cigarrillo era un pretexto, ya que tú querías ponerme a prueba. Conocías perfectamente mi dificultad para socializar, de mi estúpida personalidad y mi baja autoestima. Pero tú habrías querido que cruzara el salón, como todo un ganador. Habrías deseado que me acercara a ese grupo de 'chicos cool' y que pidiera un cigarrillo para tí: mi novia, ¿no?

Al notar mi duda me miraste con esos ojos que siempre reflejaban tu fastidio y me dijiste: ¿Ni siquiera puedes hacer eso por mi?.... y bueno, yo trataba siempre de ser el novio que tú esperabas que fuera. Así que lo hice. Crucé el salón, pasé entre parejas que conversaban animadamente y entre otras que bailaban, no me detuve hasta llegar al otro extremo. Debí verme tonto e inexperto cuando lo pedí ¿no?. Las tres chicas y el chico guapo me miraron extrañados. Yo regresé triunfante con un lucky strike entre mis dedos. Aunque creo que debí parecer más tonto e inexperto cuando tuve que regresar a pedir que por favor me lo encendieran...noté tu fastidio, tu desilusión que ya veía acrecentar semana tras semana. Nunca antes me había sentido tan inutil, ni tan poco hombre. Bueno, ese día comprendí que YO ya no era YO. Sino una extensión torpe de TÍ...”

Miguel miró por la ventana y se dio cuenta que había amanecido y seguía soñando despierto, miró el calendario y también se dio cuenta que ya había pasado un mes desde que Fátima lo había dejado por un chico guapo que siempre tenía un lucky strike a la mano.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno solo digo que si ella no te quiere por lo que eres no te va a balorar asi que deves buscar algin que te quiera interioprmente y exteriormente pero¡ por igal y siempre se tu mismo nop seas alguien que no eres ok y ya lolvidala ´porquye no vale la pena

Franco dijo...

Breve, y gracioso. Me recuerda a lo absurdo que nos vemos, cuando queremos rozar con parecernos a una personalidad que nunca seremos.

shanny dijo...

Que conchuda Fatima, yo que Miguel le devuelvo la frase " nisiquiera eso puedes hacer por mi" ? y que se vaya a buscar su cig.la escusa de la novia es muy facil ..uno no es esclavo y desde el momento que alguien empieza a jugar con la sensibilidad de otra persona hay perversion...pero como asi Miguel se hizo novio de una chica tan especial como Fatima?

Célia dijo...

Bonito relato, me gustó porque refleja una realidad: hay gente que se cree que haciendo todo lo que quiere el otro, protege a su pareja.
Personalmente, creo que si a unos chicos le gusta que su novia haga todo lo que quiere sin preguntar nada, en general, a las chicas, no les gustan los hombres a quienes les falta carácter, personalidad, lo cual es de cierto modo una falta de virilidad. Así que no tomaré la defensa de Fátima pero creo que merece la pena analizar su situación: lo puso a prueba, y haciendo lo que ella pedía pero en el fondo no quería, él falló.
Lo interesante sería tener el mismo episodio pero contado por Fátima, tener su visión de la cosa, porque creo que lo Miguel piensa ver en sus ojos es un fastidio, sí, pero de que no él sea capaz de tomar una decisión. Es obio que falta comunicación entre los dos.
Miguel, en el fondo, siente que la pareja se está hundiendo aunque no quiere admitirlo, pero, (y en eso se equivoca) cree que puede salvarla sometiéndose a ella, y haciéndolo se convierte en lo opuesto de lo que ella espera. ¡Qué fastidioso estar con alguién incapaz de decir que no, que siempre se deja dominar humillándose en público. ¿Quién quisiera vivir con una extensión de sí-misma? Eso no puede durar y aunque su modo de actuar es imperdonable, se puede entender.

shanny dijo...

HUmm ese tipo de "prueba" me parece estupido. Ademas.. claro falta confianza y comunicacion pero tampoco es una razon para aprovechar de la debilidad del otro. En vez de poner pruebas o cosas asi es mejor conversar y ser francos a calzon quitao, poner a prueba no ayuda en nada porque de todos modos cada sujeto va a interpretarlo a su modo segun su sensibilidad pero vamos eso de poner pruebas me parece muy tonto :D

Le Martin dijo...

Todos cometemos tonterias: perder nuestra identidad es una de ellas, pretender cambiar a otra persona y no aceptarla como tal, tambien lo es. Quizás es pronto para sacar conclusiones y con más relatos acerca de Miguel y Fátima se pueda comprender de cómo se llegó a tal situación.
Gracias Celia por tus comentarios analíticos, Shanny por tu desenfado y a Franco por la motivación. Anonymous: Miguel ya lo superó hace tiempo.. que yo sepa ahora vive y trabaja en Canada.. ;D

shanny dijo...

Jajaja osea vivito y... pero no dicen que el lector interpreta siempre y que no es objetivo? como las canciones...que uno suele apropiarse para convertirla suya y darle su sentido personal y hasta hacer de una cancion triste una feliz etcetc... Vamos que tambien quiero conocer la otra cara de Miguel... :o)

shanny dijo...

HOla otra vez (paresco una acosadora pero no lo soy ah) estoy escuchando "tus cartas" y pos solo agradecerles por tan bonita melodia y tan nostalgica letra ah si y por tan bonita voz jejejeje, saludos!

Le Martin dijo...

Muchas gracias, poco a poco voy a colgar todos los temas del disco para que quienes quieran bajarlos lo hagan. Saludos

R. dijo...

pues que monse Fatima para dejar a Miguel por cosas asì... me ha encantado la penultima parte... la copio y pego.

Un abrazo, y ya era hora LE Martin que te pasearas por mi blog ;)

Salu2 lucybellicos!!!

Yoshua dijo...

Es un relato interesante, imagino que si el muchacho de la historia se encontrará muy feliz, probablemente nunca sería consciente de que se siente utilizado, o situaciones similares. Ahi menciona que es consciente de su autoestima, acaso esa misma autoestima no lo hace interpretar de ese modo un simple pedido de algo?. Existen si pruebas en las parejas cada uno va dandose cuenta de ello, pero finalmente depende del enfoque que le den a sus acciones pues si siempre se cae en las provocaciones y en las pruebas calculadas es problable que ahi no exista mucha quimica, pasión y placer.

Charo dijo...

Creo que todos de alguna u otra forma se sienten identificados.
Y pues al parecer la "víctima" es Miguel y la "mala" de la película es Fátima, pero no! en la vida real no existen malos ni buenos como nos hacen creer las novelas (ja ja ja).
Creo, que a veces tenemos que pasar por estas situaciones para aprender...Definitivamente yo he pasado por situaciones algo similares (en la que soy la "mala") de las cuales mi pareja despertó y me puso en mi sitio, creo que a partir de ahí lo valoré y lo quiero muchísimo massssss.

Gracias Martín, por el relato. :o)